Recuperarse Bien

11 de noviembre - Entrenamiento


Fuente: www.runners.es

Cuando un corredor ha pasado la primera fase de adaptación, en la que ya disfruta corriendo largas distancias a ritmos suaves o medios; con buenas sensaciones en los entrenamientos y compitiendo de vez en cuando, quiere pasar a un segundo estadio, donde busca mejorar sus tiempos en las distancias en que compite.

Es ahí cuando empieza a interesarse por los cambios de ritmo y las series.

PRUDENCIA EN EL RITMO

Con este tipo de entrenamientos fraccionados a ritmo variado, las mejoras son más rápidas, consistentes y evidentes. El riesgo está en equivocarse en los ritmos y hacerlas demasiado rápido. Esto te puede llevar al dolor, el agotamiento prematuro e, incluso, a la agonía. Suele ocurrir porque la largas las realices a ritmos que deberían corresponder a las cortas, haciendo su ejecución muy dolorosa. Las puedes hacer así porque recuperas demasiado y eso te permite ir a ritmos demasiado fuertes para tu capacidad real.

RECUPERAR ES LA CLAVE

Con ello quiero decir que el quid de la cuestión está en la recuperación y no en los ritmos de las mismas. La recuperación es la que nos permite saber si el ritmo es adecuado o no. Sí en un minuto, después de una serie, un corredor es incapaz de recuperar 25 pulsaciones es que está yendo demasiado rápido y ese entrenamiento no lo va asimilar. Bien es cierto que puede haber algunas excepciones, sobre todo si el pulso máximo es muy bajo y con unas 20 es suficiente. Por ejemplo, si acaba la serie a 148 pulsaciones no es lo mismo que acabarla a 172 o 184. En el primer caso es suficiente con 20 de recuperación, en el segundo 25 y en el tercero se han de haber recuperado, al menos, 30 pulsaciones.

PAUSAS BREVES

En las series, lo más importante son las recuperaciones. Estas deberían ser cortas, en torno a un minuto al trote. Pero pueden oscilar entre 45’’ y 2’. Eso dependería del nivel del corredor y de la distancia a preparar. Así, un corredor que prepare distancias de menos de 10km, podría hacer recuperaciones de hasta dos minutos en las repeticiones largas, de 2.000m o más. Sí se prepara para correr entre 10km y medio maratón, debería moverse en torno al minuto. Pero si prepara maratones, podría hacer recuperaciones más breves, de unos 45’’, sobre todo en las series cortas.

EVALUAR NUESTRA FORMA

Gracias a las recuperaciones podremos saber nuestro estado de forma y también si estamos haciendo bien o mal las series. ¿Cómo es esto? Pues muy sencillo, cuantas más pulsaciones recuperes en un minuto más en forma estás. Por ejemplo, si después de acabar a 192 pulsaciones, al minuto bajas a 128, significa que estás muy en forma. Por el contrario, si después de acabar a 184 pulsaciones al minuto solo bajas a 155 es que no estás muy fino, o que has realizado mal la serie, por ir demasiado fuerte. Este es el parámetro más valioso cuando se entrena con pulsómetro: el índice de recuperación.

Correcta asimilación

Entrenar correctamente las series es hacerlo de manera que se asimilen los ritmos, por eso hay que recuperar muy poco. Esta manera de proceder te permitirá controlar las intensidades. Mejorarás el rendimiento en la competición, la capacidad máxima de esfuerzo, acostumbrarás al organismo a reciclar el lactato, aumentarás la eficacia cardiovascular, agrandarás el corazón y mejorarás la perfusión sanguínea muscular.

Índice de Recuperación

Es el valor numérico que se le asigna a las pulsaciones recuperadas en un minuto después de un entrenamiento de series. Cada 10 pulsaciones recuperadas en 1’ se incrementa en un punto el índice. Los índices 7 y 8 corresponderían a atletas de elite en plena forma. Los 5 y 6 a corredores de sub elite o aficionados muy en forma. El 4 a corredores aficionados bien entrenados. El 3 a corredores aficionados entrenados de forma regular. El 2 y el a corredores mal o muy mal entrenados.

  • 10 pulsaciones Índice de recuperación 1
  • 20 pulsaciones Índice de recuperación 2
  • 30 pulsaciones Índice de recuperación 3
  • 40 pulsaciones Índice de recuperación 4
  • 50 pulsaciones Índice de recuperación 5
  • 60 pulsaciones Índice de recuperación 6
  • 70 pulsaciones Índice de recuperación 7
  • 80 pulsaciones Índice de recuperación 8

Dejá tu opinion