Bajar mis marcas del 2015. ¿Es posible?

18 de agosto - Nutrición

Bajar mis marcas del 2015. ¿Es posible?

Suplementación con Aceite de Pescado

Quizás sea un título que te sorprenda en un artículo de nutrición, pero hoy en día muchas cosas cambiaron. El pilar nutricional del atleta es cada vez más importante, junto con el entrenamiento, indumentaria y psicología.

Una de las innovaciones más importantes de este último tiempo es el aceite de pescado.

Hay estudios que avalan su consumo para mejorar los procesos antiinflamatorios tendinosos y articulares. Estos aceites, ricos en omega 3, los encontramos en pescados de rio o mixto como el salmón o la trucha arcoíris. Existen también suplementos de venta libre.

¿Qué efectos tiene el aceite de pescado?

La función cotidiana más relevante es la recuperación entre entrenamientos. Los procesos inflamatorios son normales debido al impacto de la carrera en nuestras articulaciones. Las propiedades del aceite hacen que estos procesos sean menores y nos permita evitar mala mecánica de carrera producto de molestias en nuestras articulaciones que nos lleven a modificar –aunque sea imperceptiblemente- nuestra distribución del peso en cada pisada.

Estudios demostraron que atletas de larga distancia con dietas altas en aceite de pescado registraron menores suspensiones de entrenamiento debido a molestias.

¿Qué suplemento elegir?

Si tu consumo de pescado es de moderado a bajo, lo que te recomendamos al momento de elegir un suplemento es que sean alguno de los siguientes Omega 3: DHA y EPA en proporción 2:1, por ejemplo 400mg de DHA y 200mg de EPA. La dosificación debés consultarla con tu nutricionista de confianza, pero suele estar entre 600 y 1600 mg.

Una cuestión muy importante a tener en cuenta es el “aliento a pescado”. Hay personas que estos suplementos no los digieren rápido y les genera malestar. Es fácil solucionarlo, simplemente hay que elegir un suplemento que venga en capsulas recubiertas.

Entonces, retomando la pregunta original, ¿puedo mejorar mis marcas? Claro, si de tus 150 entrenamientos programados al año hiciste un 15% menos o mal debido a molestias articulares, seguramente tengas un porcentaje muy similar de mejora si evitás lesiones o molestias crónicas inflamatorias (por supuesto es muy importante un buen asesoramiento en calzado que vaya de la mano).

Lic. Carolina Rieger
M.N 3217

Dejá tu opinion